Hoy hay un regalo para ti esperándote en un jardín

hoy-hay-un-regalo-para-ti-esperandote-en-un-jardin-el-salto-de-consciencia

Todos los días, todos, todos, todos, tienen algo especial que nos lo hace bendecir.

Aunque te inunde hoy la máxima desesperanza.

Aunque hoy sientas que no sabes nada y que nada es para ti.

Revisa bien, repasa el día, seguro que hay algo que se te ha pasado por alto.

Y es que sabes, no existe el dolor total o el sufrimiento final en los días normales.

Hablo de los días normales, no de aquellos enormemente excepcionales.

En los días normales, esos que pueden ser mejores o increíblemente peores, pero que, al fin y al cabo, no dejan de ser un día más, no existe la tragedia absoluta.

Están hechos de miles de cosas, de gestos, de situaciones, de alientos y desalientos, de respiraciones y cortes de la respiración.

Están hechos de verdades y simulacros, de máscaras y caras lavadas, de avances y sabotajes, de rencores, de perdones, de olvidos, de acuerdos, de desacuerdos, de ni me acuerdo, de fracasos, de éxitos máximos o livianos, de soledad, de compañía, de amistad, de paz, de ira, de lucha y renuncia, de esperanza y desesperación, de añoranzas y bellos recuerdos, de pasados, presentes y futuros, de rosa y de azul y de verde y de rojo y de negro y de lo que quieras, lo que encuentres o lo que apenas puedas.

Eso es un día normal, un día como cualquier otro, y sabes que me quedé muy corto.

Así que piénsalo bien, sabes que es así porque de no serlo estarías cambiando la ciencia probabilística y hasta capaz que te dan un Nobel. Siempre vas a encontrar un regalo en cualquier día normal.

Entre tanto, tanto y tanto… ¡cómo no va a haber un regalo en un jardín para ti hoy!

¡Cómo no va a ver un regalo en un jardín para ti hoy! Clic para tuitear

En la noche, cierra los ojos y mira con tu mejor vista todo el día.

Repásalo de arriba a abajo.

Aunque estés inundado por las lágrimas, gobernado por la angustia, mustio en depresión, revisa bien una y otra vez en todo el día.

Busca tu regalo.

Es tuyo.

Está ahí para ti.

Mira qué bello jardín.

Mira qué flores, qué colores, qué aromas…

Jazmines.

Violetas.

Azucenas.

Rosas.

Claveles.

Girasoles.

Madreselvas.

hoy-hay-un-regalo-para-ti-esperandote-en-un-jardin-el-salto-de-consciencia

Repasa el día, tu regalo está ahí.

Puede venir de cualquier forma.

Solo se trata de que hagas el ejercicio de saber ver lo bueno en tu vida.

De que seas capaz de descubrir que siempre, siempre, siempre vas a encontrar algún detalle aunque sea mínimo de bondad y belleza para ti.

Repasa el día, tu regalo está ahí. Puede venir de cualquier forma. Clic para tuitear

Y así cada día, aunque sean buenos días, aunque sean muy buenos días, aunque sean excelentes días, no olvides repasar todo eso bueno que está para ti ahí junto a ti en ese jardín.

Sabes, si te acostumbras a esto, vas a conseguir día a día encontrar las puertas a la vida, a la paz, a la felicidad, a lo bueno que tienes en esta vida.

Sabes, si te acostumbras, todo tu cuerpo va a seguir los dictados de tu mente, tus emociones van a seguirlos.

Sabes, si te acostumbras, tu alma se va a alegrar.

Sabes, el jardín también se va a alegrar de que por fin lo hayas visto. Él que todos los días de tu vida te ha preparado una sorpresa solo para ti, un regalito modesto muchas veces, pero elaborado con mucho amor.

Sabes, sé feliz aunque solo sea por este instante, recoge tu regalo, está allí puesto para ti y solo para ti.

Sabes, ¡la vida es maravillosa! ¡Vívela!

Leandro Ojeda López
¿Dime qué regalo te ha traído este día? Cuéntalo abajo en los comentarios.
Si te gustó este artículo te invito a que eches un ojo a este otro: “Cuando la magia llega a tu vida”.

Hola, soy Leandro Ojeda, Coach y Terapeuta Transpersonal colegiado, además de actor, director y escritor, y me dedico a acompañar a personas que están atravesando momentos difíciles, de dolor, sufrimiento, confusión o atasco en el camino, para ayudarles a comprender y avanzar con fe y esperanza viva, encontrando el propósito verdadero de sus vidas.

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Leandro Ojeda
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@elsaltodeconsciencia.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Momentos difíciles?

Prueba estas técnicas de regulación emocional. Un botiquín que te puede ayudar a superar momentos difíciles.

Información sobre protección de datos (RGPD): Responsable: Leandro Ojeda | Finalidad: Comunicación, envío de boletines e información solicitada y comercial | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Comunicación: No se comunicarán los datos a terceros y estarán ubicados en nuestro hosting (Raiola Networks) y gestor de correos (Mailrelay) (ver política de privacidad en los respectivos enlaces) | Derechos: Acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad, olvido y olvido de sus datos | Contacto: info@elsaltodeconsciencia.com | Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad

x
A %d blogueros les gusta esto:

Suscríbete para no perderte ningún artículo.

Send this to friend